Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 29 marzo 2010

.

La obra es “Baco” pintada por Caravaggio, en los primeros años del siglo XVI. Su estilo es del comienzo del Barroco. Es un óleo.

Es un cuadro de asunto mitológico, aparece el dios Baco. También se dice que es un autorretrato del pintor, hecho mirándose en un espejo.

Aparece una sola figura humana. Es un Baco como un hombre muy joven, pintado de forma muy realista. Tiene la cara un poco roja por estar un poco borracho y nos mira de reojo como coqueteando. Va vestido con una túnica blanca medio caida. LLeva en la cabeza una corona de parra y sujeta en una mano el cinturón de su ropa y en la otra una copa de vino que parece que se le va a caer. No parece un dios, parece un chico joven con una cara poco masculina pero con cuerpo musculoso, dandose un banquete y bebiendo vino, un poco borracho.

En primer plano hay una mesa con un cesto de frutas y una botella de vino, como si fuera un bodegón.

El personaje no va vestido como vestían en la época del pintor, sino como en la antiguedad.

La representación de las cosas y la persona es muy realista, casi parece que lo podemos tocar. Los contornos no están ni muy delimitados ni muy difuminados con el fondo.

El cuadro tiene profundidad pero no tiene perspectiva lineal. Tiene tres planos. El primero es la mesa con el bodegón, el segundo plano es el personaje y el tercer plano es un fondo de color marrón donde no se ve nada. La profundidad se consigue con la luz sobre las cosas, más que con cambios de color o difuminando.

La composición es una pirámide que incluye el personaje y dentro un óvalo formado por la cabeza y los brazos. Tiene una linea horizontal abajo del todo en la mesa. Predominan las lineas curvas.

Son colores realistas y principalmente oscuros, aunque hay tonos muy claros en la túnica, la piel y golpe de luz. La luz viene de un foco alto, a la derecha y fuera del cuadro, que ilumina sobre todo al hombre, dejándo lo demás más oscuro. No es exactamente un cuadro tenebrista como Judith y Holofernes o la Crucifixión de San Pedro, pero ya tiene un poco de esta técnica.

He elegido este cuadro porque me ha gustado mucho. Me ha llamado mucho la atención la forma de usar la luz para resaltar los personajes y también lo bien que está usada la pintura hasta parecer reales las cosas. Pero sobre todo que con los pinceles nos llega una sensación y casi nos creemos que conocemos a la persona.

Para hacer el comentario he usado libros de mi casa, internet y una guia como describir un cuadro.

http://www.arrukero.com/blogdeclase/wp-content/uploads/2008/01/mirar_una_pintura.pdf

Read Full Post »

LAS AVES

Aves terroríficas

Los dinosaurios se extinguieron hace 65 millones de años, aunque todo indica que algunos sobrevivieron hasta la actualidad evolucionados en aves. Hay quien todavía lo duda, pero se han encontrado caderas de dinosaurio con la misma forma que las de las aves, además de, incluso, dinosaurios con pico y plumas.

Los primeros antepasados directos de las aves fueron el Archaeopteryx y el Microraptor, que son dinosaurios con pico y plumas de los que se piensa que ya podían planear o volar.

Hubo un tiempo en el que las aves dominaron la Tierra, en el Eoceno, hace 55 millones de años. En Europa y América del Norte habitaba el Gastornis, mientras que en Ameríca del Sur vivía el Ave del Terror, que era más alta y ágil y con pico más pequeño, pero ambas eran igualmente predadores peligrosos. Su plato favorito eran los mamíferos, especialmente unos antepasados del caballo llamados Propaleotherium. En esta Era además aparecieron los pingüinos, loros y antepasados de los patos.

Las aves se extendieron por todo el mundo. Hay 10.000 especies, aunque algunas ya se han extinguido por cambios naturales y por la acción del hombre.

Algunas de las aves ya desaparecidas están entre las más grandes que ha habido. La moa gigante habitó en Nueva Zelanda hasta el siglo XVI; llegaba a medir tres metros y medio de alto. Otras aves impesionantes extinguidas no eran tan altas, pero si muy pesadas, como el ave elefante, que pesaba 500 kilos y vivió en Madagascar. El Argentabis era un cóndor gigante que habitaba en los Andes, y el dodo, una especie de gallina de gran tamaño que vivía en Mauricio y desapareció cuando llegó el hombre blanco.

Especies de aves

Las aves, como hemos dicho, viven por toda la Tierra. Las hay adaptadas a desiertos, selvas, bosques, mares y hasta en los polos.

Donde se encuentran más especies y más concentración es en Centro América, y en general en las zonas tropicales. Pero hay aves aves capaces de sobrevivir en el Antártico, como los petreles y muchos pingüinos. Otras pasan pasan toda su vida volando y en el agua, saliendo a tierra solo para hacer la puesta de los huevos y criar a sus pollos.

De las aves actuales el más pequeño es una especie de colibrí y la más grande el avestruz.

Pero todas, sean comos sean, coman lo que coman y vivan donde vivan, tienen rasgos comunes: tienen un pico óseo, tienen alas y plumas, aunque no todas puedan volar, y ponen huevos.

Las aves se comunican entre ellas e incluso con otras especies mediante sonidos, golpes o visualmente, pero la mayoría usan su siringe para hacerlo, produciendo cantos y piídos. Se comunican para alertarse del peligro, reconocerse, buscar pareja y enseñar a sus hijos.

Relaciones con los humanos

Desde el comienzo de la Humanidad hemos estado conviviendo con las aves y nos hemos aprovechado de algunos de sus productos para alimentarnos pero también para adornarnos o divertirnos.

En las granjas los humanos tenemos aves de corral para producir huevos y carne. También se cazan o se han cazado aves y se recopilaban antiguamente huevos de sus nidos. Otras aves, como los halcones o milanos, se usaban para la cetrería, para cazar y actualmente para espantar bandadas de aves que pueden crear peligro en un aeropuerto.

Algunas plumas de ave su han usado para hacer adornos para sobreros o ropa, y otras como relleno de almohadas. Además las palomas se entrenaban como mensajeras que llevaban cartas de un lugar a otro.

Los humanos también usan las aves como animales de compañía, especialmente loros y cacatúas, que son muy inteligentes, o los canarios y jilgueros por su canto.

Como decía los loros son de enorme inteligencia. Pueden aprender a cantar, recordar, imitar palabras y sonidos, decir palabras con sentido y hasta bailar. Al igual que estos loros que vienen a continuación y con ellos termino esta redacción sobre las aves en general.

Read Full Post »

Hércules es un héroe de la mitología griega, tuvo muchas aventuras pero las más conocidas fueron sus Doce Trabajos. Su nombre en latín es Hércules y en griego es conocido como Heracles.

Hércules nació en Tebas, aunque es de la familia real de Tirinto. Su verdadero padre es Zeus, el rey de los dioses, y su madre Alcmena. Ella estaba casada con un príncipe llamado Anfitrión, pero Zeus tomó el aspecto del marido para poder estar con ella.

La diosa Hera, esposa y hermana de Zeus, estaba furiosa y retrasó el nacimiento de Hércules para que naciera antes su primo Euristeo, para que ese fuera rey. Había una profecía que decía que el que naciera primero de la familia sería el rey.

Alcmena dio a luz dos hijos, Hércules e Ificles, uno era hijo de Zeus y otro de Anfitrión. Los dos hermanos siempre estuvieron muy unidos y no tuvieron conflictos.

Hera siempre odió a Hércules. Cuando era bebé mandó dos serpientes venenosas a que lo matarán pero el pequeño las estranguló. También lo volvió loco y Hércules mató a su mujer y a sus hijos.

Hércules quería ser perdonado y fué al Oráculo de Delfos, donde una profetisa que hablaba por los dioses le dijo que para conseguir el perdón tenía que ponerse al servicio de su primo Euristeo y hacer lo que le mandase.

El malvado Euristeo le mandará doce trabajos sobrehumanos en los que piensa que fracasará y morirá.

PRIMER TRABAJO: EL LEÓN DE NEMEA

Nemea estaba en el Peloponeso, cerca de Micenas y Tirinto. En los bosques cercanos vivía un gigantesco león que aterrorizaba a la población y causaba una gran destrucción. Hercules tenía que matar a ese león. Para matarlo no valían las armas, por lo que lo acorraló en su cueva y lo estranguló.

La piel era más resistente que el metal. Hércules no era capaz de despellejarlo. Atenea, disfrazada de anciana, le aconsejó que le arrancara la piel con las propias garras del león. Lo consiguió y desde entonces la usó como armadura.

SEGUNDO TRABAJO: LA HIDRA DE LERNA

Lerna era una ciudad rica en manantiales, al sur de Argos. En un pantano viví aun monstruo llamado la Hidra, que tenía muchas cabezas. Era hija de Tifón y Equidna, seres monstruosos del comienzo de los tiempos. La Hidra tenía aspecto de serpiente gigantesca, aunque a veces la veces la representan como un reptil con patas. Una de sus cabezas era inmortal y el resto de las cabezas, cuando las cortabas, brotaban de nuevo y se duplicaban . Se dice que tenía una fuerza inmensa y que escupía veneno o fuego.

Era hermana del León de Nemea, y Euristeo le ordenó a Hercules que acabara con ella porque sabía que estaría furiosa con él. Hércules acudió con su sobrino Yolao. ël cortaba las cabeza y su sobrino quemaba los cuellos para que no nacieran nueva cabezas. Cuando cortó la inmortal la enterró. Mojó sus flechas en la sangre venenosa del monstruo.

Este debería ser el segundo trabajo pero Euristeo no lo quiso aceptar porque Hércules lo había hecho con ayuda.

TERCER TRABAJO, LA CIERVA DE CERINIA

La cierva de Cerinia fue el tercer trabajo que le mandó Euristeo. Se trataba de capturar viva al animal, sin derramar una sola gota de sangre, porque si la hería la diosa Artemisa, que la protegía, se enfadaría.

Era muy veloz y tenía cuernos de oro y patas de bronce. La persigue desde Grecia hasta el país de los hiperboréos, más al norte de la última tierra conocida, Tracia. Alli, tras un año de persecución, la cierva está agotada. Hércules la capturó mientras bebía agua, le atravesó con una flecha entre el hueso y el tendón, sin derramar ni una sola gota de sangre.

CUARTO TRABAJO: EL JABALÍ DE ERIMANTO

El cuarto trabajo de Hércules fue la caza del Jabalí de Erimanto, que era un animal muy peligroso. Vivía en un monte entre la Élide y la Arcadia. Destrozaba los campos y mataba a las personas. Hércules tenía la misión de capturarlo vivo y llevarlo hasta Micenas.

De camino vivió la aventura de luchar contra los centauros y finalmente consiguió encadenarlo y llevarlo en hombros hasta Euristeo.

QUINTO TRABAJO: LIMPIAR LOS ESTABLOS DE AUGÍAS

Entre el cuarto y el quinto trabajo Hércules estuvo embarcado en el Argos con Jasón, buscando el Vellocino de Oro en la Cólquide. Sin embargo, esa aventura no vamos a narrarla aqui.

Cuando regresó fue a realizar el quinto trabajo. Euristeo le mandó limpiar los establos del rey Augías en un solo día. Limpiar tanta suciedad pensaba que era imposible y además era una labor humillante.

Augías era rey de la Élide y poseia el rebaño de vacas más enorme de toda Grecia porque sus animales eran inmunes a cualquier enfermedad por regalo de los dioses, y especialmente de su padre el dios Helios.

Hercules cuando llegó vio unos establos tan llenos de estiercol y suciedad que creia que era imposible poder limpiarlos en un solo día. Entonces desvió unos rios cercanos para que pasaran las aguas por el establo y limpiaron todas aquellas montañas de boñigas.

Otra vez, el malvado Euristeo, aunque estaban limpios en solo día, no quiso dar por válido el trabajo. Decía que no era Hércules el que los limpió, sino el rio. Así que todavía le quedaban siete trabajos para llegar a los diez válidos.

SEXTO TRABAJO: LAS AVES DEL ESTÍNFALO

Enfrentarse con las aves del lago Estínfalo fue el sexto de los trabajos. Eran aves de gran tamaño y asesinas. Destruían las cosechas y ´hasta se cuenta que eran antropófagas. La punta de sus alas, pico y garras eran de bronce y las plumas eran de cuero. Podían lanzar sus plumas como flechas y herir a la gente. Además sus garras y picos podían llegar a atravesar una armadura.

Hércules pensaba que sería fácil acabar con ellas pero se dio cuenta que era complicado disparar sus flechas o su honda en el interior del bosque. Aunque su madrastra Hera lo odiaba, sus hermanastros, los dioses Hefaistos y Atenea si le tenían aprecio y decidieron ayudarle. El dios herrero les construyo unas campanas de bronce que Atenea le entregó, y haciéndolas sonas espantó a las aves. A la mayoría las exterminó y las que se salvaron huyeron en dirección al Mar Negro.

SEPTIMO TRABAJO: EL TORO DE CRETA

Este toro era el padre del Minotauro. Lo creó Poseidón, pensando en que Minos, rey de Creta, se lo sacrificaría, pero el rey no lo hizo y trató de engañarle matando otro toro en su lugar. Poseidón se puso furioso y enloqueció al toro, pero antes hizo que reina se enamorara del toro y se preñara de él.

El toro seguía sembrando el terror en la isla y Hércules se montó sobre él tras una corta pelea y lo llevó galopando sobre el mar hasta Micenas. El miedoso de Euristeo no se atrevió a recibirle y e hizo soltar al todo en libertad. Tiempo después el toro cruzó el estrecho de Corinto y fue el mismo Teseo, el que había acabado con el Minotauro, el que le dio muerte cerca de la llanura de Maratón.

OCTAVO TRABAJO: LAS YEGUAS DE DIOMEDES

Diomedes era rey de Tracia, al norte de Grecia. Poseia unas yeguas terriblemente peligrosas, a las que alimentaba con carne humana para matenerlas feroces. Normalmente les daba de comer la carne de sus enemigos capturados en guerras, y cuando estaba en paz, les daba de comer a sus huéspedes y los visitantes que atrapaban pasando por su país.

Hércules debía atrapar a las yeguas y llevarlas a Micenas, pero fue acompañado de otros guerreros. En la batalla Hércules se enfrentó contra Diomedes y su ejército, y venció.

El malvado rey fue mortalmente herido y su ejército, desconcertado, huyó. Hércules lanzó a Diomedes al interior de los establos, y sus propias yeguas lo devoraron. Después de eso las yeguas se volvieron mansas y Hércules las pudo llevar hasta Micenas.

Al final, Euristeo quería dárselas a Hera de regalo y las llevaron a vivir al monte Olimpo, donde terminarían siendo devoradas por las fieras.

NOVENO TRABAJO: EL CINTURÓN DE HIPÓLITA, REINA DE LAS AMAZONAS

Las amazonas eran unas mujeres que se dice que vivían en Asia Menor, en la actual Turquía, y que tenían un imperio en el que el poder y el gobierno lo tenían las mujeres y los hombres solamente servían para dejarlas embarazadas o para ser esclavizados. Ellas eran guerreras y se amputaban un pecho para poder disparar mejor las flechas con sus arcos. Su nombre se usa actualmente a las mujeres que montan a caballo.

En aquellos tiempos la reina de las amazonas era Hipólita y Euristeo le mandó a Hércules que le robara su cinturón de oro con propiedades mágicas, era un símbolo de poder.

DÉCIMO TRABAJO: EL GANADO DE GERIÓN

Hercules esperaba que este fuera su último trabajo. Euristeo había oído hablar de Gerión, un gigante de tres cuerpos y seis brazos, alas y tres cabezas, que poseia un inmenso rebaño de vacas y bueyes rojos, y que habitaba en una de las islas Hespérides, en el mar Océano, las actuales islas Canarias. Le encargó a Hércules que robara y le llevara el ganado.

El viaje fue agotador. Hércules cruzó el desierto Libio, en África. Sofocado por el calor disparó al Dios Helios, el Sol, una flecha y éste le pidió que parara. Hércules le pidió a cambio la gran copa dorada con la que cruzaba los cielos.

Usándola como navío Hércules siguió por mar, hasta llegar al final del Mediterráneo. Para poder pasar al Océano abrió la tierra, separando la unión entre Hispania e África, creando así el actual estrecho de Gibraltar.

Llegado a la isla mató a Ortos, le perro bicéfalo de Gerión, y también al pastor que mantenía el ganado. Gerión lo siguió buscando recuperar sus animales y venganza. Pero mientras sobrevolaba un bosque, Hércules, escondido, le disparó una fleca envenenada por la sangre de la Hidra y lo mató.

Cuando llegó a Micenas Euristeo sacrificó los bueyes en honor a la diosa Hera, pero entonces le dijo a Hércules que debía todavía hacer dos trabajos más, pues cuando acabó con la Hidra le ayudaba su sobrino y los establos los limpió con el agua de un rio y no con sus manos.

UNDÉCIMO TRABAJO: LAS MANZANAS DEL JARDÍN DE LAS HESPÉRIDES

A continuación Euristeo le mandó a Hércules que hiciera otros dos trabajos. Debía ir de nuevo a las Hespérides y conseguir unas manzanas doradas del jardín que cuidaban unas ninfas en aquellas islas.

Para conseguirlo, como él no podía entrar personalmente, engañó al titán Atlas, que estaba condenado a sostener el cielo sobre sus espaldas, para que fuera él a buscarlas, cambiando su puesto. Cuando volvió Atlas, Hércules le pidió que le sostuviera el cielo un momento mientras él cogía un cojín para ponerselo en el cuello, y mientras Atlas lo sujetaba Hércules escapó corriendo con las manzanas de oro.

DUODÉCIMO TRABAJO: CANCERBERO

Euristeo quería acabar con la vida de Hércules poniendole una prueba de la que no saldría con vida, traer ante él al perro del Infierno tricéfalo, Cancerbero. Hércules adormeció al perro guardián con un pastel que llevaba una droga, y pudo entrar en los Infiernos. Aprovechando que estaba allí liberó a su amigo Teseo, que estaba sentado en uno de los tronos del olvido, porque no se le había ocurrido una locura mayor que intentar raptar a Perséfone, la mujer de Hades. Libre Teseo, los dos se dedicaron a hacer toda clase estropicios y desastres por el Infierno, por lo que al final Hades les deja salir y llevarse a Cerbero con tal de que dejaran su reino en paz.

Euristeo cuando ve a Cerbero casi se muere de miedo, escondiéndose en tinaja que suele usar para esas cosas. Hércules se está pensando lanzar el perro contra él cuando por fin, Euristeo, decide que los trabajos han terminado y le concede la libertad.

Read Full Post »

El gobierno ideal

El gobierno en España una Monarquía Constitucional. Vivimos en una democracia parlamentaria. Para elegir a nuestros representantes se hacen elecciones cada cuatro años. Elegimos el gobierno que hará las leyes. Cuando votamos lo hacemos a partidos políticos que tiene una ideas y un programa, que es lo que prometen que van a hacer.
El sistema no es perfecto. Habría muchas cosas que mejorar.
Lo primero que yo cambiaría sería la forma de gobierno, porque creo que la República es mejor para demostrar que todos los ciudadanos somos iguales ante la ley y elegimos a todos los que nos representan. La Monarquía Constitucional no es mala, pero al haber una persona que por nacimiento tiene poderes y derechos diferentes, la igualdad de los ciudadanos no es de verdad.
También cambiaría una cosa, que los políticos tuvieran la obligación de culplir sus promesas o al menos intentarlo. No podrían cambiar de opinión porque tienen que defender lo que defendían en su programa. Y pondría medidas para que no pudieran robar.
Estaría mejor que no existieran solo partidos políticos, porque entonces deciden más los partidos que toda la gente. Si todo el pueblo participara en las leyes y en decidir como gobernar y como gastar el dinero las cosas serían más justas.
Yo querría que todos los países del mundo fueran un solo país y todos los seres humanos fueran iguales ante la ley y tuvieran los mismos derechos y oportunidades.

Read Full Post »